Inicio > Trabajo > Atronando a los vecinos

Atronando a los vecinos

Hoy me ha pasado una cosa curiosa en el trabajo.

Actualmente me encuentro en las oficinas del cliente junto con mis compañeros y básicamente, para cuando nos hemos dado cuenta, se habían ido todos los empleados. Esto no nos preocupa porque disponemos de llaves para cerrar cuando somos los últimos. Sin embargo, nos han cerrado dentro con la alarma puesta.

En una incursión al wc y sin conocimiento de la situación, un servidor ha sido detectado por los sensores de movimiento de la oficina, con la consiguiente activación de la alarma, exterior, para mas inri. Atronando a los vecinos, si señor.

Superada la crisis, he de decir que los mecanismos de seguridad han funcionado a la perfección, ya que a los pocos minutos se ha recibido una llamada de la agencia de seguridad, para informar de la situación. No he podido, ante esta situación, recordar a Gila: “Buenas, ¿es el enemigo?”

Moraleja: Si algún dia vais por la calle y oís la alarma de un establecimiento, tranquilos, nadie está robando, es alguna persona que se ha encerrado dentro con ella puesta.

Categorías:Trabajo
  1. Ivan
    10 octubre, 2007 a las 23:22

    Si es que vaya delincuentes, trabajando hasta tan itempestivas horas de la tarde-noche.
    Y luego encima querreis cobrar horas extra, lo que faltaba, jajajajaja

  2. Bullitt
    11 octubre, 2007 a las 20:50

    Lo de quedarse hasta tarde no es una costumbre, pero ayer tocaba. Ya sabes uno es responsable y tal🙂

  3. Sanganchao
    17 octubre, 2007 a las 12:48

    A unos compañeros y a mi, en una empresa (tb de un cliente) saliendo de nuestro turno, los de seguridad nos abrieron una puerta de una exclusa, pero no abrieron la otra. Los de seguridad estaban en otra planta, y no se dieron cuenta de nosotros. En la exclusa no habia timbre para llamarles, y al estar en una planta -2 no teniamos cobertura de teléfono. Gracias a los del otro turno, que pasaban por ahi de casualidad para coger agua, nos vieron en la exclusa y ya pudimos salir. Estuvimos más de media hora alli encerrados, blindados, pareciamos un escaparate. Moraleja: Estas cosas siempre pasan en la casa del cliente ajajaja

  4. Bullitt
    17 octubre, 2007 a las 21:17

    Buena anecdota. Anda que si a los del siguiente turno no les entra la sed…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: