Inicio > Crítica, Lugares > Para ser VIP hay que sufrir

Para ser VIP hay que sufrir

Ayer, mientras realizaba el checking online de un vuelo Bilbao-Madrid (en clase turista) me apareció una ventanita indicandome que por ser “cliente preferente” de Iberia, me invitaban a pasarme por la sala VIP del aeropuerto de Loiu (Bilbao) antes de coger el avión.

Como nunca había estado, decidí madrugar un poquito más y pasarme por allí para ver qué tal estaba, y ya de paso, desayunar allí.

Lugar: Aeropuerto de Bilbao (Loiu)
Teléfono: 944869836

La sala VIP de Iberia del aeropuerto de Bilbao está situada junto a las puertas de embarque (ver mapa), así que esta ubicada perfectamente para poder estar dentro hasta el último momento antes de embarcar.

Una vez pasado el control, giramos a la derecha, bajamos unas escaleras, volvemos a girar a la izquierda (todo está perfectamente señalizado) y nos encontramos con una puerta que abrirá a nuestro paso… ¡¡Bienvenido al Lujo!! (Eso fue lo primero que me vino a la cabeza cuando entré).

Nada más cruzar la puerta, a la derecha hay un mostrador en el que una chica muy amable nos pedirá nuestra tarjeta de embarque. En caso de que la tengamos impresa en papel, nos la cambiará por una tarjeta tradicional y nos invitará a pasar a la sala.

Lo primero que me ha impresionado es el tamaño que tiene la sala, mucho más grande de lo que me esperaba. Lo segundo, la poca gente que había dentro, lo cual la hacia parecer más grande aún.

Tras elegir una mesa y dejar la carpeta y la chaqueta, me puse a buscar lo que más me interesaba… ¡¡¡algo para desayunar!!!

En medio de la sala hay una “isleta” tipo self service en la que puedes encontrar
– Una nevera con latas de refrescos, zumos de brick, vinos, cavas…
– Una balda con todo tipo de bebidas alcoholicas, de diversa graduación… algunas de mucho dinero.
– Una máquina de café
– Tazas, vasos, azucar, cucharillas…

A estas alturas, seguramente os estaréis preguntando lo mismo que me preguntaba yo… ¡¡¡¿dónde está el papeo?!!! pues cual fue mi sorpresa al descubrir, que no habia bollos, ni donuts, ni croisants, ni galletas… NADA, nada que llevarse a la boca… y yo sin desayunar!!! Para que el diablo no se ría de la mentira, diré que si que había algo de comer… patatas fritas y frutos secos, pero como os podéis imaginar, nada especialmente apetecible para tomar con un café a las 8 de la mañana.

En la sala tambien hay conexión WiFi gratuita e incluso me ha parecido ver a lo lejos unos ordenadores con los que entiendo que la gente puede conectarse libremente (en plan ciber).

Otra cosa que había en abundancia eran revistas, de todo tipo. Lo que no he sabido encontrar son periódicos, pero estoy seguro de que debían estar por alguna parte.

A la hora del embarque, la señorita avisa por megafonia a la gente de que el vuelo XXXX ha empezado a embarcar. En realidad no hace falta que lo diga porque se escucha bastante bien la megafonía del propio aeropuerto. Como veis, es difícil perder el vuelo por muy bien que se esté en la sala VIP.

Bueno, pues ésta ha sido mi experiencia en la sala VIP de Iberia del aeropuerto de Bilbao, espero que os haya ayudado a imaginárosla un poquito mejor jejeje. A ver si repito en otra y os cuento la experiencia.

Por último, un mensaje para la gente de Iberia… ¡poned algo para desayunaaaaaaaar!

Categorías:Crítica, Lugares Etiquetas:
  1. Bullitt
    6 junio, 2008 a las 13:57

    A mi todavía no me han invitado a pasarme por esa sala, no soy suficientemente VIP. Jeje.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: