Inicio > Lugares, Personal > Roma Victi

Roma Victi

El fin de semana pasado cogí las maletas e hice una escapadita a nada más y nada menos que la capital de Italia, Roma. A continuación os cuento como fue la experiencia y los lugares que pude ver.

El viaje comienza el Viernes a las 17.30h en el aeropuerto de Bilbao, esperando en la puerta de embarque para coger el avión con destino a Madrid. Desde aquí cogería después un segundo avión que me dejaría en el aeropuerto de Roma, Fiumicino, a las 22.15h.

El Fiumucino Aeroporto está a unos 30 km de la ciudad y entre otras opciones, está la de coger el Leonardo Express, un tren que te deja en la misma estación de trenes de Roma, Termini, directamente sin paradas. El viaje dura unos 30 minutos y el billete es algo caro, 11 €, el cual por cierto no os olvidéis de validar en las máquinas.

La primera noche, tras dejar la maleta en el hotel, muy céntrico pero algo cutre, dimos un paseo por la zona hasta llegar al Coliseo. Después de empaparnos con la belleza del lugar, fuimos a descansar.

El Sábado a primera hora, cogimos el metro hasta la parada de Ottaviano, la más próxima al Vaticano. Primero visitamos los Museos Vaticanos:

Incluida la Capilla Sixtina de Miguel Angel, donde “no se pueden hacer fotos” y hay que “hablar en voz baja”:

Luego entramos en la famosa Plaza San Pedro, la cual es enorme, al igual que las colas que se forman para acceder a la basílica. Pero no os asustéis, increiblemente, las colas para entrar tanto a los museos como a la basílica, van bastante rápido.

La ascensión a la cúpula de la basílica consta de 521 peldaños. Se puede subir andando (5€) o en ascensor (7€) parte del recorrido. En cualquiera de los casos es una autentica tortura, sin embargo, nos deja imagenes como éstas:

Después de comer algo y recuperar fuerzas, hizimos un tour por varias plazas y monumentos importantes: Piazza del Popolo (Plaza del pueblo), Plaza de España, Fontana di Trevi, Plaza de la República:

De todos ellos destacaría la Fontana di Trevi, es realmente preciosa y está ubicada en una plaza muy pequeña, lo que la confiere un aspecto de mayor grandeza.

Una agradable cena en una terraza y una cerveza Peroni cerraron el día del Sabado.

El Domingo a la mañana fue el momento elegido para visitar con tranquilidad el más que conocido Coliseo. Protagonista de películas como Gladiator, es una construcción grandiosa que desgraciadamente se encuentra en decadencia. El expolio sufrido a lo largo de los años desde el fin del Imperio Romano, lo ha dejado desnudo por dentro y parcialmente derruido por fuera.

Para hacer más completa la visita cogimos una guía que nos fue explicando toda la historia que rodea a esta emblemática construcción.

La guía incluía explicaciones sobre los arcos de Tito y Constantino, así como la visita al Foro Romano.

A la tarde fuimos andando hasta el barrio Trastevere, al otro lado del rio Tiber. En el camino pudimos ver lugares como el Monumento Nazionale a Vittorio Emmanuelle II, un edificio blanco de proporciones descomunales, el Panteón y la Piazza Navona.

Con esto termina la visita. El Lunes, día festivo en Italia con motivo de la República, amaneció lloviendo. Tras organizar el equipaje y dejar el hotel, nos dió tiempo a visitar la basílica de Santa Maria la Maggiore, antes de volver a casa.

Roma es una ciudad preciosa, con muchos lugares para visitar, donde todo está construido a lo grande, lo que da una idea de lo que fue esta ciudad antaño.

Categorías:Lugares, Personal Etiquetas: , ,
  1. Ainran
    10 junio, 2008 a las 13:23

    Bueno, en realidad la cùpula no tenia 537 peldanyos, sino mas bien 521 para ser exactos….pero da igual. Doliò lo mismo subir todo eso……

  2. Bullitt
    10 junio, 2008 a las 18:56

    Corregido lo de los peldaños. La verdad es que parece que no llegabamos nunca arriba…uff, acabé como si me hubiera dado una ducha.

  3. RFC
    26 septiembre, 2009 a las 11:40

    Estuve cinco días en Roma este verano lo que me permitió conocermela bastante bien, y aunque estoy de acuerdo en todo lo que dices yo agregaría que la ciudad es “algo/bastante sucia” y en ocasiones algo cutres, aceras de alquitrán (como el asfalto de las calles) y zonas verdes muy descuidadas dan fe de ello. Además de que de noche es bastante oscura. La estación de Termini es insufrible y el viaje del aeropuerto a la ciudad largo, caro e incómodo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: